Cerrar

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación y mostrar publicidad en la web. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulta la Política de Cookies. Política de cookies

Chat

Envíanos un correo

Volver a laroche-posay.com
Save your skin

Entender los factores de protección de los rayos UVB y UVA


\\SRV-PUBLIC-2015\Applications\Site-LRP-Inter-V4\Maquettes\online\includeV4\images-dyn\saveyourskin\v_article_30952.jpg

Elegir el protector solar adecuado puede ser un gran dilema. Con todos los nombres y abreviaturas (SPF, PPD), no siempre es sencillo encontrar lo que necesitas: ¿qué necesitamos saber para conseguir la mejor protección?

Di adiós a las quemaduras solares

Para protegerte de las quemaduras solares, necesitas elegir el SPF (Sun Protection Factor o Factor de Protección Solar) adecuado. Está indicado en todos los protectores solares y hay cuatro niveles de protección: bajo (del factor 6 al 10), medio (del 15 al 25), alto (del 30 al 50) y muy alto (50+).

Dependiendo de tu fototipo, tu piel reaccionará más o menos rápidamente al sol.

Algunas pieles se broncean de forma natural, pero otras son más frágiles  o necesitan un factor de protección más alto constantemente. Con un factor de protección alto, tu piel está mejor protegida. Sin embargo, después de dos horas debes reaplicar el producto generosamente.

Es bueno saber: ¿cuál es mi fototipo?

Este fototipo clasifica a los individuos dependiendo de la forma en la que su piel reacciona al sol. Hay seis tipos:

  • Fototipo I: piel muy blanca (pelirrojos), siempre se quema, nunca se broncea, con muchas pecas.
  • Fototipo II: piel clara, siempre se quema, a veces consigue un ligero bronceado, con muchas pecas.
  • Fototipo III: piel de clara a oscura, a veces se quema, siempre se broncea (bronceado medio), puede tener algunas pecas.
  • Fototipo IV: piel oscura, nunca se quema, siempre se broncea (bronceado oscuro), sin pecas.
  • Fototipo V: piel marrón, nunca se quema, siempre se broncea (bronceado muy oscuro), sin pecas.
  • Fototipo VI: piel negra, nunca se quema, sin pecas.

Frena el envejecimiento prematuro

Como de los rayos UBV, hay distintos niveles de protección frente a los rayos UVA, conocidos como PPD (Persistent Pigment Darkening u Oscurecimiento Pigmentario Persistente). La protección solar con un PPD alto proporciona una mejor protección del daño causado por los rayos UVA responsables de las intolerancias al sol, el envejecimiento prematuro de la piel, la aparición de manchas o simples granitos y puede provocar un riesgo mayor de cáncer de piel.

Un protector solar con un buen ratio SPF/PPD ofrece la mejor protección contra los rayos UV (o en otras palabras, una protección de amplio espectro). La gama Anthelios proporciona una protección contra los UVB y UVA efectiva gracias a su ratio de SPF/PPD, más estricto que el recomendado por la Comisión Europea. Anthelios está disponible en SPF 30 (protección alta) y SPF 50+ (protección muy alta).

¿Qué es la clasificación de protección ultravioleta?

  • Facebook
  • Twitter
  • >Pin

Nuestro enfoque en 3 pasos para protegerte del cáncer de piel