Cerrar

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación y mostrar publicidad en la web. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulta la Política de Cookies. Política de cookies

Volver a laroche-posay.com
Save your skin

Exposición al sol: máxima seguridad para todos

\\SRV-PUBLIC-2015\Applications\Site-LRP-Inter-V4\Maquettes\online\includeV4\images-dyn\saveyourskin\v_article_30938.jpg

Es un hecho, no todos somos iguales en lo que concierne al sol: algunos tipos del piel tienen una tolerancia mayor que otras. Pero sea cual sea tu fototipo, la protección correcta puede ahorrarte mucha incomodidad.

Protección UVA-UVB muy alta

Para una protección solar muy alta todos los días, La Roche-Posay sugiere que las personas con piel sensible o intolerancia al sol usen un producto que aporte un nivel de protección muy alto de los rayos UVA y UVB.

Los UVB queman

Los rayos UVB son los que provocan quemaduras solares. Las pieles claras son más sensibles a este tipo de rayos. También reaccionan más a los rayos UVB y, por lo tanto, deben usar un factor de protección muy alto, como el SPF 50+, cada vez que se expongan al sol.

El factor de protección de un protector solar se refiere a la duración de la protección: cuanto más alto sea el SPF, más durará la protección. Un SPF de 50 o más da una protección equivalente a un SPF 30, pero durará más. Recuerda también que los protectores solares no previenen el bronceado. Y aunque se tarde más en conseguir el bronceado cuando usamos protector solar, también dura más. ¿Por qué privarte de ello?

Cuatro reglas de oro

  • Evita la exposición entre las 12:00 y las 16:00. Este es el periodo en el que los rayos UV son más peligrosos.
  • Mantén a los niños a la sombra. Por seguridad, los niños menores de tres años no deberían exponerse al sol.
  • Cúbrete. Deberías llevar ropa opaca siempre que sea posible, junto con sombreros de ala ancha y gafas de sol con filtro.
  • Reaplica tu protector solar cada dos horas, incluso si es resistente al agua. Recuerda aplicar suficiente protector solar en la parte de atrás del cuello, las orejas y los pies.

UVA para la edad

Durante todo el año, sin importar el lugar o la estación, los rayos UVA están con nosotros. Esto incluye los rayos UVA largos, que son los más comunes y están presentes todo el año, incluso cuando está nublado. Estos penetran hasta la dermis y provocan daños irreversibles en la piel. Son los responsables del fotoenvejecimiento. Sea cual sea tu fototipo, incluso aunque tu sensibilidad a los rayos UV sea diferente, el riesgo sigue estando ahí. Por eso se recomienda usar una crema con factor solar suficiente cada día.

La gama Anthelios, que ofrece una gran variedad de texturas para cada tipo de piel y problema de exposición, también aporta muy buena protección con todos sus 27 productos con un ratio anti-UVB (SPF) y anti-UVA (PPD) incluso más estricto que el recomendado por la Comisión Europea.

¿Qué es un índice del factor de protección ultravioleta?

  • Facebook
  • Twitter
  • >Pin

Nuestro enfoque en 3 pasos para protegerte del cáncer de piel