El cuidado de la piel durante el cáncer

El cuidado de la piel y cómo sentirse mejor durante los tratamientos contra el cáncer.

Maquillaje oncológico para ojos, cejas y labios

Comparte este artículo

  • 613
  • Facebook
  • Twitter
  • Pin


Si tus cejas o tus pestañas se han caído, tu mirada puede haber perdido parte de  su profundidad. Existen soluciones que te ayudarán a devolver la luz a tu mirada.


Refuerza el contorno de tus cejas


Las cejas definen tu expresión facial y la intensidad de tu mirada; mientras esperas a que vuelvan a crecer, puedes volver a definirlas con ayuda del maquillaje.
Usa un lápiz de cejas semigraso, similar al tono de tu pelo o peluca.
Evita dibujar líneas muy marcadas, que pueden endurecer tu mirada. Realiza pequeños trazos en la misma dirección en la que crece el pelo, para simular los pelos de las cejas y conseguir un aspecto natural.


Para dibujar tus cejas de forma natural, inspírate con una fotografía tuya de antes del tratamiento.
También puedes usar plantillas;  pide consejo a tu oncólogo, farmacéutico o a los profesionales de la salud.

Evita: Dibujar las cejas demasiado oscuras, gruesas o estilizadas. Intentar destacar demasiado las cejas sólo sirve para poner en evidencia su ausencia.

Los consejos de Carine

Si llevas gafas, pueden servirte de mucha ayuda, sobre todo si su montura se ajusta al contorno de tus cejas.

Recupera la intensidad y la profundidad de tus ojos, sin usar máscara de pestañas.

Lo mejor es usar un delineador ("eye-liner") de punta suave de fieltro. Se dibuja una línea de puntos a ras de las pestañas, en las dos terceras partes del párpado superior , empezando por la parte externa, y también ligeramente en el párpado inferior. Dejar el otro tercio cercano al  lagrimal sin dibujar , para dar más naturalidad.

Une los puntos difuminando con un pincel fino o biselado, desde el extremo hacia el centro del ojo.

Puedes usar la misma técnica con un lápiz contorno de ojos, específico para ojos sensibles. Para que dure más, luego puedes poner encima de la línea un poco de sombra de ojos del mismo tono.

Si tu mirada tiene un aspecto cansado, puedes dar un toque de luz en el lagrimal con una pequeña cantidad de sombra beige, champán o rosada iridiscente (evita usar el tono blanco porque tiene tendencia a volver plomiza la mirada, y queda artificial)

Si te lloran los ojos o tienes tendencia al lacrimeo, utiliza lápices de ojos resistentes al agua.

Los consejos de Carine


Si tus ojos lo permiten, puedes sombrearte ligeramente el párpado superior y el inferior, hacia el extremo externo (1/3 del ojo), a ras de la línea de las pestañas, para agrandar el ojo, con una sombra de ojos antracita, ciruela, azul marino, marrón oscuro, caqui o bronce.
Para un resultado natural, evita usar demasiado color en ojos frágiles o párpados cansados. Esto solo acentúa las líneas de deshidratación y puede sobrecargar tu mirada

Reaviva tus labios

Para devolver a tus labios su color natural, usa un tono rosado con brillo, y extiende tu barra de labios suavemente con la yema de los dedos, por medio de ligeros toques. Evita las barras de labios demasiado mates o los productos con tintas líquidos, porque pueden resecar tus labios.

Para devolverle sus pigmentos naturales, usa un tono rosado y extiende tu pintalabios con el dedo. Evita los labiales mate o de tinta porque pueden resecar tus labios.