Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación y mostrar publicidad en la web. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulta la Política de Cookies. Política de cookies

Para mejorar la vida de las pieles sensibles


¿Qué hacer cuando un paciente se queja de que le pica el cuero cabelludo?

Primero le examino para ver si tiene un problema de ezcema seborreico o psoriasis,

ambos muy comunes. Estas afecciones del cuero cabelludo muestran unas rojeces muy grandes y descamación del cuero cabelludo. Sin embargo, normalmente suelo ver caspa simple, fina y adherente con poca rojez, provocada por la irritación de la piel debido a los productos externos. Puede ser un simple caso de piojos, por eso siempre busco liendres de manera sistemática.

Cuando no hay nada a simple vista que esté mal, ¿cómo explica el picor?

Este picor también puede ser causado por la piel sensible.

Pregunto a mis pacientes por la frecuencia con la que se lavan el pelo y el tipo de champú que utilizan. Lavarse el pelo demasiado a menudo con un champú no adecuado puede provocar una irritación crónica, responsable del picor. Esto se convierte en un círculo vicioso: rascarse el cuero cabelludo provoca inflamación. Secarse el pelo con un secador a temperatura demasiado alta también puede dañar el cuero cabelludo. Y no hay que subestimar el estrés, que normalmente provoca más picor.

¿Qué recomienda?

Primero, hay que tratar la causa.

Existen tratamientos muy eficaces para las afecciones del cuero cabelludo que acabo de describir. Si el origen de la irritación es externo, le explico al paciente la importancia de usar un champú suave, aclarar abundantemente el pelo y no usar un champú queratolítico de manera regular. También hay productos cosméticos que se pueden aplicar después de haberse lavado el pelo para calmar el cuero cabelludo sensible. Secarse el pelo con secador o moldearlo debe hacerse con cuidado. También le explico que es importante evitar las situaciones de estrés ya que éste puede provocar un incremento en la sensibilidad.