Reglas de oro

5 reglas para maquillar las pieles sensibles

Resources\Visuels\V4\Headers\Articles\INT\v_header_RegleDor_default.jpg

En ocasiones se considera que tener la piel sensible es como un castigo por partida doble: reaccionan con una extremada sensibilidad y no pueden maquillarse. Sin embargo, este placer diario no está reñido con las pieles más frágiles. Al contrario, puede incluso neutralizar el enrojecimiento, difuminar las reacciones cutáneas y proteger la piel frente a las agresiones externas. Solo hay que seguir algunos consejos básicos.

Regla 1

Realiza una evaluación previa

Las pieles sensibles reaccionan a factores que las pieles «clásicas» suelen tolerar. Por tanto es importante que, antes de adoptar un producto, lo pruebes en una zona pequeña del rostro. Si en las siguientes 24 h no ocurre ningún incidente, buena noticia: has encontrado el producto que te conviene.

Regla 2

Huye de los alérgenos

En lo que concierne al maquillaje de la piel sensible, no conviene bajar la guardia. La lista de ingredientes no debe esconder ningún secreto para ti. Asegúrate de que el producto responde a los criterios de seguridad y, en especial, de que es hipoalergénica y ha sido probada bajo control dermatológico. Trata también de identificar la distinción «Nickel Controlled (níquel controlado)», que indica que se ha formulado el producto para reducir al mínimo la presencia de níquel y, por ende, los riesgos de alergias.

Regla 3

Confía en tus aliados

No todos son enemigos para tu piel sensible, así que es importante conocer bien a tus aliados. En lo referente al maquillaje, apuesta por las fórmulas hipoalergénicas, no grasas y no comedógenas, ricas en agentes hidratantes y antioxidantes. Confía en las texturas ligeras, que no obstruyen los poros y dejan respirar la piel. Finalmente, elige productos que además ofrezcan protección frente a las agresiones externas, como el sol o la contaminación.

Regla 4

El agua termal, un pequeño truco

Vaporizar agua termal de La Roche Posay por toda el rostro al finalizar el maquillaje te garantiza una mejor continuidad al aportar suavidad, hidratación y protección a tu piel, gracias a su combinación única de sales minerales y oligoelementos como el selenio, de reconocido efecto antioxidante.

Regla 5

Mima a tus productos y ellos te mimarán a ti

Tus productos de belleza se ocupan de cuidar tu piel. De la misma manera, tú eres la responsable de cuidar tus productos de belleza. Para que sigan siendo igual de eficaces y agradables de utilizar, consérvalos en un lugar fresco y seco (por lo tanto, quizás no en el cuarto de baño). Nunca te los dejes abiertos expuestos al aire y limpia tus pinceles después de cada uso.

LA PROTECCIÓN ES FUNDAMENTAL

La primera regla de belleza para las pieles sensibles es la protección. Una piel sana es, en primer lugar, una piel limpia, por lo que hay que asegurarse de limpiarla bien. Pero ojo, purificar no es lo mismo que decapar. Evita utilizar agua para desmaquillarte, pues suele ser agua dura y la cal es irritante. La suavidad debe de ser tu consigna: leche desmaquillante o solución micelar, deja que tu piel elija. Y siempre, antes de desmaquillarte, aplícate crema de día para mejorar el confort y la continuidad. El último truco es utilizar como base un producto híbrido para el cuidado de la piel como Hydreane BB. 

  • Facebook
  • Twitter
  • Pin

Recomendado para ti

See all articles