Cerrar

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación y mostrar publicidad en la web. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulta la Política de Cookies. Política de cookies


Revisar tus lunares,
y de los que más quieres,
es tan fácil como ABCDE.
  • de ASIMETRÍA
  • de BORDES
    IRREGULARES
  • de COLOR
  • de DIÁMETRO
  • de EVOLUCIÓN
DESCARGA EL MÉTODO ABCDE

FOTOPROTECCIÓN

por Cristina Serrano, Dermatóloga Clínica Serrano, Granada. Miembro de la AEDV.

CÁNCER DE PIEL: ¿QUÉ ES?

El cáncer de piel puede presentarse de numerosos modos y formas distintas, con varios niveles de gravedad. En general, existen tres tipos de lesiones que vigilar:

  • Queratosis actínica y queratosis solar: estas lesiones, muy comunes, no son realmente un tipo de cáncer de piel. Se manifiesta como áreas con escamas, rugosas al tacto y tienden a multiplicarse en la superficie de la piel. Aparecen tras exposiciones solares repetidas y prolongadas. Nos indican que la piel ha perdido su capacidad natural de protección frente al sol y los rayos UV. Algunos pueden provocar el desarrollo de un cáncer de piel.
  • Carcinoma: representa el 90% de los casos de cáncer de piel y es causado principalmente por exposiciones solares frecuentes y prolongadas durante la edad adulta. Dado que su crecimiento es lento, si se detecta en una fase inicial puede ser tratado; en caso contrario, en una fase más avanzada, puede dejar una cicatriz poco estética pues suelen aparecer en el rostro.  Por lo tanto, es esencial que consultes a un dermatólogo en caso de duda.
  • Melanoma: es un tumor maligno. Es el tipo de cáncer de piel más grave pues puede poner en peligro la vida del paciente. Aparece como consecuencia de exposiciones solares cortas pero intensas que pueden causar quemaduras. En una piel sana, tiene la apariencia de un lunar marrón o negro. Y en el 35% de los casos, se desarrolla a partir de un lunar existente. Diagnosticado en la primera fase de desarrollo, puede ser totalmente curado con tratamiento médico. Por lo tanto, si observas alguna lesión sospechosa, es vital que acudas a un dermatólogo.

RAYOS UV ARTIFICIALES: ¿UN MODO SEGURO DE BRONCEARSE?

Las cabinas de bronceado utilizan rayos UVA nocivos e indoloros. Los rayos UVA que producen un bronceado artificial son responsables del envejecimiento prematuro de la piel y aumentan el riesgo de desarrollar un cáncer de piel.

BUENOS HÁBITOS PARA TOMAR EL SOL DE FORMA SEGURA

  • Evita la exposición solar durante las horas del día en que los rayos son más potentes. Entre el 50 y el 70% de los casos de cáncer de piel se debe a una sobreexposición a los rayos UVB y UVA.
  • Reduce la exposición solar de los niños: el 80% de los daños causados por el sol en la piel se producen antes de los 18 años de edad. El daño causado en la piel por exponerla al sol y entre la niñez y la edad adulta puede provocar el desarrollo de un cáncer de piel.
  • Utiliza una crema de muy alta protección solar que proteja tanto de los rayos UVB como de los UVA, acordándote de aplicarla de nuevo cada dos horas, lleva gafas de sol y sombrero.
  • Consulta a un dermatólogo si aparece algún lesión solar o aprecias cualquier cambio en un lunar. Entre las visitas al especialista, ¡mantente vigilante y examina tus lunares utilizando el Método ABCDE!

DATO

90%de los casos de cáncer de piel pueden curarse si se detectan a tiempo*.
* Fuente: Asociación Europea de Dermato-Oncología (Campaña “Melanoma”, EPI Ficha Informativa 2014)