• Inicio>
  • Agua Termal de La Roche-Posay: una verdadera maravilla de la naturaleza

Con Agua Termal de La Roche-Posay calmante y antioxidante

Agua Termal de La Roche-Posay: una verdadera maravilla de la naturaleza

Fruto del encuentro entre el agua de lluvia y las rocas calcáreas, una alquimia única de minerales y oligoelementos, el agua termal de La Roche-Posay es un ingrediente esencial en nuestros productos de cuidado de la piel. Naturalemente rica en selenio, un oligoelemento con extraordinarias propiedades antioxidantes, calma de inmediato la piel y atenúa la irritación. Los 8.000 visitantes anuales al 
  centro dermatológico termal más importante de Europa para piel sensible y debilitada  son muy conscientes del alivio que supone para las personas que viven con eccema o psoriasis debido a sus excepcionales propiedades.

Esta agua con propiedades excepcionales ha sido objeto de 9 estudios científicos exclusivos que ha realizado La Roche-Posay. Estos estudios han revelado nuevas facetas de esta auténtica maravilla de la naturaleza. Por ejemplo, han conseguido que nuestros investigadores desarrollen Aqua Posae Filiformis, un ingrediente activo revolucionario que ayuda a la piel con tendencia a la atopia, crece en el agua termal de La Roche-Posay y puede encontrarse en  Lipikar Baume AP+. Y estamos convencidos de que aún quedan muchos secretos más por descubrir.

Calma la sensación de quemazón
Hidrata la piel de toda la familia
Finaliza la rutina de limpieza
Lucha contra picaduras e irritación
Calma las rojeces
Suaviza
Protege las células de la piel contra radicales libres
Calma la piel tras tratamientos cosméticos

saber más sobre el Centro Termal de La Roche-Posay