La piel de tu bebé

La piel del bebé no funciona igual que la de los adultos:
es vulnerable por naturaleza.

Hidratar la piel de tu bebé - un paso crítico

Bien hidratada, la piel está más suave y está mejor protegida frente a las agresiones externas. Sucede lo mismo con la piel del bebé. Para preservar y proteger la piel de las agresiones externas, es importante combinar la rutina ideal con la crema hidratante adecuada.

Piel con menor hidratación natural

Aunque la piel del bebé está estructurada de la misma forma que la de un adulto necesita atención extra, ya que no ha desarrollado todavía las mismas funciones y características. Además, las glándulas sudoríparas de los niños no funcionan en su totalidad hasta los diez años de edad, lo que puede provocar una hidratación inadecuada, mayor vulnerabilidad a las agresiones externas y sensibilidad a los agentes irritantes.

La piel del bebé es especialmente vulnerable debido a los baños frecuentes y a los cambios de pañal durante el día, por lo que es más propensa a la deshidratación, irritación y sequedad. Todos estos fenomenos dañan la barrera cutánea.

Para garantizar la comodidad de tu bebé y proteger su piel de las agresiones externas, es importante hidratar la cara y el cuerpo todos los días con un producto adecuado, suave y eficaz al mismo tiempo.

Productos LIPIKAR: hidratación específica para niños y bebés

Los especialistas de la piel sensible de La Roche-Posay han formulado la Gama LIPIKAR de productos hidratantes específicos para satisfacer las necesidades de hidratación de los bebés.

  • 1LIPIKAR Fluido es una fórmula suave hidratante concentrada de uso diario, que respeta la integridad de la piel del bebé.

Recomendaciones

Usa movimientos suaves y circulares para masajear LIPIKAR Fluido en la piel: además de hidratar la piel de tu bebé, el masaje le dará una sensación calmante.

  • 2LIPIKAR BAUME AP+ fue formulado específicamente para tratar la piel extremadamente seca y con tendencia atópica. La dermatitis atópica se caracteriza por presentar rojeces, picor intenso y sequedad severa. Es una patología que afecta realmente a la calidad de vida del bebé. En un simple paso, LIPIKAR BAUME AP+ nutre, calma y repara la barrera de la piel. El bálsamo ayuda a disminuir la frecuencia de los brotes de sequedad, reestablece el confort y el bienestar.

Recomendaciones

Aplica LIPIKAR BAUME AP+por la mañana y por la noche, después del baño o limpieza del bebé para favorecer la absorción de los ingredientes activos.

Para limpiar perfectamente la piel del bebé sin dañar su barrera protectora, utiliza LIPIKAR Syndet, un gel muy suave, sin jabón, que respeta la sensibilidad y fragilidad de la piel del bebé.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pin