Hablamos de...

Pieles sensibles: una problemática antiedad particular

Resources\Visuels\V4\Headers\Articles\INT\v_header_focuson_default.jpg

¿Tienes la piel sensible? No siempre resulta fácil encontrar un cuidado antiedad que responda realmente a tus necesidades. Ayuda a tu piel a mantenerse joven y bella por más tiempo comprendiendo las causas de la fragilidad particular de tu piel frente al paso del tiempo y también eligiendo cuidados antiedad específicos.

Los síntomas

Tono de piel irregular: un signo particular de la edad en las pieles sensibles

Las arrugas, la caída de los tejidos y la pigmentación son tres grandes signos clínicos del envejecimiento cutáneo. Pero no son los únicos actores del envejecimiento: el enrojecimiento, al que son especialmente propensas las pieles sensibles, entraña una pérdida de homogeneidad del color de la piel. Esto puede hacer que parezca más vieja de lo que realmente es.

Las causas

Una sensibilidad a flor de piel que facilita los ataques del tiempo

El envejecimiento cutáneo es la combinación de factores internos y externos.  

El envejecimiento natural debido a la disminución de la velocidad de renovación celular provoca:
- sequedad cutánea;
- arrugas superficiales;
- pérdida de firmeza;
- arrugas profundas a nivel de la dermis.  

Los factores ambientales
como el sol, la contaminación o el estrés:
- estimulan la producción de radicales libres;
- causan estrés oxidativo;
- provocan degeneración celular.  

Las pieles sensibles
son frágiles y reactivas y, además, están sujetas a problemas específicos de la microvascularización de la cara, que son responsables de la aparición del enrojecimiento.

Las soluciones

Una acción antiedad global tanto en el interior como en el exterior

Para conseguir una piel joven durante mucho tiempo, lleva cabo tu propio ritual de belleza basado en:  
Una alimentación equilibrada
rica en:
- antioxidantes (frutos del bosque, manzanas, brócoli, etc.);
- ácidos grasos esenciales (nueces, huevos, pescado azul, etc.);
- oligoelementos (germen de trigo, agua mineral, etc.).  

Un estilo de vida saludable
, lo cual implica:
- hacer deporte;
- dormir bien;
- no fumar.  

Cuidados
para mimar la piel, como:
- una protección solar adaptada (fototipo e intensidad de exposición);
- instantes privilegiados de belleza (baños de vapor, máscaras, exfoliaciones);
- cuidados antiedad específicos para las pieles sensibles.

El producto

Una rutina de belleza completa para una corrección antiedad global

Redermic [C] enriquecida en vitamina C pura: propiedades demostradas sobre las arrugas y la firmeza, y también uniformidad para el tono de piel. Con Redermic [R], las pieles sensibles también pueden disfrutar de toda la potencia del retinol y de su elevado poder reparador contra los signos clínicos del envejecimiento. Redermic [R] + Redermic [C], el dúo ganador para corregir de manera eficaz todos los signos de la edad.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pin

Recomendado para ti

See all articles