Testimonios

"Cuido mi piel sensible. ¡Se lo merece!"

Resources\Visuels\V4\Headers\Articles\INT\v_header_testimonies_default.jpg

Julie siempre ha tenido la piel sensible. Para calmar su piel y reducir su sensibilidad decidió consultar con un dermatólogo. Gracias a sus consejos, su piel vuelve a tener confort y elasticidad. Esta es su recomendación.

Contexto

Julia, ¿desde cuándo tienes la piel sensible?

Creo que siempre he tenido este problema. Cuando era adolescente recuerdo perfectamente las primeras cremas que utilicé: mi piel se puso roja y me ardía…Básicamente, no toleraba nada!

Síntomas

¿Has notado algún cambio a lo largo del tiempo?

Con el tiempo el problema no ha mejorado. ¡Todo lo contrario! Incluso he comenzado a experimentar picores en la cara. En invierno, mi piel estaba incluso más sensible a causa del frío, y me ardía cuando me aplicaba la hidratante. Era muy desagradable y realmente no sabía qué hacer porque, a pesar de mis numerosos intentos, no podía encontrar un producto adecuado para calmar mi piel. Por ello decidí consultar con un dermatólogo el año pasado.

La solución

¿Qué te recomendó?

Depués de hacerme muchas preguntas y examinarme la piel, dedujimos de dónde venía mi sensibilidad: los cambios de clima y el estrés. Para proteger mi piel, me recomendó una crema para piel sensible que contiene agua termal que hidrata y calma la piel. En cuanto al maquillaje, también cambié mi fondo de maquillaje normal por una crema con color, formulada especialmente para la piel sensible. Las rojeces, las molestias por el calor y la tirantez han desaparecido. Ahora por fin se cómo cuidar de mi piel sensible. ¡Y se lo merece!

  • Facebook
  • Twitter
  • Pin

Recomendado para ti

See all articles