#NoMasGranos

Nuestros expertos te ayudan a terminar con ellos

Remedios Caseros: ¿mito o realidad?

v_article-miracle_acne_cure.jpg

¡Líbrate del acné de la noche a la mañana con este alucinante truco!. Hace unos años solía recorrerme Internet con la esperanza de encontrar el Santo Grial contra el acné: una sustancia mágica con el poder de acabar con mi acné en un minuto. La idea de que este milagro pudiera estar en la despensa de mi propia cocina lo hizo todo mucho más interesante. Y los remedios naturales caseros tienen que ser buenos para la piel... ¿No?

Pues mis experimentos científicos alocados en la cocina fueron un fracaso absoluto. Y no fue hasta que empecé a seguir un programa de tratamiento dermatólogico y una rutina de cuidado cutáneo que mi piel volvió a brillar otra vez. Pero como siempre es divertido mirar atrás y reírse, aquí dejo mis cinco  mejores experiencias con remedios caseros y el punto de vista de nuestro dermatólogo asociado, el doctor Philippe Beaulieu, sobre cada uno de los ingredientes «milagrosos».

1

Bicarbonato: al ser barato, fácil de conseguir y ser un producto común, podría parecer un buen punto de partida. Lo mezclé con agua para formar un exfoliante casero. ¿El resultado? La piel se me puso morada y me picaba muchísimo.

Lo que dicen los dermatólogos

El bicarbonato es altamente alcalino, lo que significa que altera la acidez o el pH natural de la piel. No recomiendo aplicarlo en la piel.

2

Pasta de dientes: Esa pasta de dientes fresca y mentolada me deja los dientes relucientes, ¿pero qué podría hacer por mi piel? No tanto como pensaba. Fue muchísimo más agresivo de lo que esperaba y me secó la piel. Me dejó la cara enrojecida y escamosa.

Lo que dicen los dermatólogos

Del mismo modo que el bicarbonato, la pasta de dientes es alcalina y altera el balance natural de la piel. No recomendaría a ningún paciente que se aplicara pasta de dientes en la cara, especialmente cuando hay muchas otras soluciones específicas disponibles.

3

Aceite de coco: Lo probé en invierno cuando tenía la piel un poco seca. Los videobloggers parecen haberse vuelto locos con las propiedades hidratantes del aceite de coco. Me pareció un poco aceitoso y más tarde leí que es bastante comedogénico. Claramente no es una cura para el acné.

Lo que dicen los dermatólogos

El aceite de coco es un emoliente eficaz para la piel seca, pero no es un tratamiento específico contra el acné.

4

Aceite de árbol de té: Los foros de Internet están llenos de comentarios positivos sobre este antiséptico natural. Aunque, todo sea dicho, me ayudó con los brotes de acné, pero no lo suficiente como para considerarla una solución completa que lo controle a largo plazo.

Lo que dicen los dermatólogos

Se ha demostrado que el aceite de árbol de té tiene propiedades antisépticas, por lo que podría ser peor, pero no tendrá ningún efecto en los conductos pilosebáceos responsables de la aparición del acné.

5

Sudocrem: Encontré este en un foro sobre el acné en Internet, donde la gente no paraba de hablar de sus propiedades para calmar los granitos. Me apliqué una capa fina en las imperfecciones y lo dejé actuar toda la noche. Por la mañana tenía el rostro un poco menos enrojecido, pero no era nada del otro mundo.

Lo que dicen los dermatólogos

Sudocrem es una crema protectora eficaz para los cortes y los arañazos, pero no actuará contra la causa del acné: los poros obstruidos que se infectan.


Como ves, la moraleja de la historia es simple: Los remedios caseros, los trucos extraños y las «curas milagrosas» a menudo empeoran las cosas en vez de mejorarlas y no son un sustituto de los tratamientos dermatológicos de verdad. El sentido común y los tratamientos localizados respaldados por elecciones informadas para el cuidado de la piel siempre van a triunfar por encima de lo que puedas encontrar en la despensa de tus padres.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pin