Hablamos de...

Piel áspera: lucha contra la piel descamada devolviéndole la hidratación

Resources\Visuels\V4\Headers\Articles\INT\v_header_focuson_default.jpg

La falta de hidratación y una descamación anormal llevan a que la piel esté seca, áspera y particularmente rugosa al tacto. Los productos dermocosméticos pueden ayudar a hidratar y a suavizar la piel.

Síntomas

Piel seca y áspera

Es fácil identificar la piel seca y áspera tanto visualmente como al tacto. Este tipo de piel tiene un textura rugosa y áspera. Además, la piel con zonas secas y ásperas tienden a agrietarse y a descamarse. Esta descamación seca se puede observar en todo el cuerpo, en particular en las piernas. De estas áreas de la superficie de la piel se desprenden grandes escamas blancas.

Orígenes

La piel seca y áspera se debe a una pérdida de hidratación y a una descamación anormal

La piel se vuelve rugosa debido a los cambios en la película hidrolipídica de la superficie cutánea. El agua se evapora de una manera inusualmente rápida y la piel pierde su hidratación natural, llevando a una descamación anormal. Las células se acumulan en grupos y se quedan en la superficie de la piel en lugar de eliminarse. Las escamas, por tanto, se ven perfectamente y la piel se siente áspera al tacto. Tener la piel extremadamente seca con escamas finas es una enfermedad conocida como xerosis.

Existen diferentes factores que pueden provocar que la piel se vuelva extremadamente seca y áspera:

  • la predisposición genética

  • exposición al sol frecuente y de manera prolongada

  • clima frío, viento

  • limpiadores duros

El aspecto áspero y rugoso de la piel de la cara y del cuerpo puede ser provocado también porq una enfermedad de la piel, como la psoriasis, la dermatitis atópica o la ictiosis.

Tratamientos

La solución: tratamientos específicos para suavizar la piel

2.3 Le point sur#1_illu 1

Sobre todo, la piel seca y áspera requiere una rehidratación en profundidad. Los productos dermocosméticos están formulados específicamente para restablecer la deficiente película hidrolipídica y así ayudar a regular la descamación. Estas hidratantes deben aplicarse por todo el cuerpo a diario, particularmente en las zonas más delicadas, como las piernas.

Además, te recomendamos que:

  • te limpies la piel con limpiadores suaves mejor que con duros: utiliza jabones y geles sin perfume

  • dúchate en lugar de bañarte

  • no estés en el agua durante mucho ratocuando te bañes,

  • lávate en agua templada

  • evita ponerte ropa de lana ya que pueda rozarte e irritarte la piel

  • protégete del frío y del soll

  • bebe la cantidad suficiente de agua

Para más información, por favor, ponte en contacto con tu dermatólogo.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pin

Recomendado para ti

See all articles