Hablamos de...

Arrugas: se producen por el envejecimiento de la piel, hay que tratarlas con ingredientes activos específicos

Resources\Visuels\V4\Headers\Articles\INT\v_header_focuson_default.jpg

Las arrugas son los signos visibles del evejecimiento que más preocupan a las mujeres. Comprender los diferentes procesos implicados en el envejecimiento cutáneo, pueden ayudarte a saber cuál es el tratamiento antienvejeciemiento o antiarrugas más adecuado.

Síntomas

Arrugas: el signo biológico del envejecimiento de la piel

1.6 Le point sur #1_illu 1

Al envejecer, la piel cambia, se modifica, pierde su hidratación natural y su sustancia fundamental se deteriora. El colágeno, principal fibra de sostén de la piel, disminuye su producción. Como consecuencia, el tejido de soporte de la piel y la cohesión entre la dermis y epidermis se debilita, la piel pierde su tolicidad y firmeza. Se forman depresiones en la superficie de la piel: las arrugas, signos visibles del envejecimiento cutáneo y que principalmente, aparecen en el rostro. Hay dos categorías:                                                 

  • Líneas de expresión, son aquellas arrugas relacionadas con los gestos, se localizan principalmente en la frente, entre las cejas, en los pliegues nasolabiales y en los bordes de la boca.

  • Arrugas profundas, relacionadas con: el descolgamiento de la piel, pérdida de la tonicidad y firmeza de la piel. Estos cambios producen alteraciones en la fisonomía del rostro, principalmente visible en la zona de las mandíbulas y la aparición del doble mentón, así como la formación de bolsas debajo de los ojos

Orígenes

Los mecanismos que forman las arrugas

Existen diferentes mecanismos implicados en la formación de las arrugas: 

  • La acción de los músculos: la piel trabaja de manera constante debido a los movimientos de los músculos que se encuentran por debajo. Estas micro-contracciones continuas favorecen la formación de líneas ya que la piel en contínua tensión, se estira y distiende, formándose finalmente la arruga.
  • Modificación de los constituyentes de la dermis: el envejecimiento intrínseco y el envejecimiento causado por factores externos, principalmente el envejecimiento causado por el sol, provocan modificaciones en la cohesión entre la dermis y la epidermis.
  • Modificación del relieve de la piel: con el paso del tiempo, la superficie de la piel se modifica. Una disminución en los factores naturales de hidratación, en la actividad de las glándulas sebáceas o en la renovación celular,  generan una alteración significativa en la superficie cutánea. La piel se deshidrata más fácilmente, presenta sensaciones de sequedad o se observa una piel no homegénea, respectivamente.

Tratamientos

Ingredientes activos específicos para tratar las arrugas

Aunque no podemos hacer que las arrugas desaparezcan por completo, los cosméticos permiten frenar ciertos mecanismos y evitar otros. Los principales ingredientes activos que se usan en productos antienvejecimiento y antiarrugas son:  los antioxidantes, las sustancias pro-colágeno (vitamina C, etc.), agentes hidratantes que retienen agua (ácido hialurónico, etc.), y agentes despigmentantes.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pin

Recomendado para ti

See all articles