Una mejor piel durante el cáncer

El cuidado de la piel y cómo sentirse mejor durante los tratamientos contra el cáncer.

Impactos de los tratamientos contra el cáncer en la piel

Comparte este artículo

  • 3358
  • Facebook
  • Twitter
  • Pin


Durante el tratamiento, la piel sufre cambios en todo el cuerpo. Esto se denomina «efectos secundarios cutáneos». Estos cambios dependen del tratamiento pautado a cada persona con cáncer.
No suceden de forma sistemática, ya que cada persona tiene una reacción específica,y la mayor parte de los efectos son reversibles cuando finaliza el tratamiento.
Estos  cambios cutáneos pueden equilibrarse y aliviarse con los cuidados dermocosméticos apropiados.


El grupo de trabajo ESKIMO (European SKIn Management in Oncology- Grupo Europeo para el Manejo de la Piel en Oncología) ha analizado e identificado los diversos efectos secundarios de los tratamientos y ha propuesto recomendaciones de productos de cuidado dermocosmético adecuados. Esta sección es una guía de buenas prácticas y productos que pueden ayudar a limitar y prevenir  los efectos secundarios cutáneos de los tratamientos contra el cáncer.
Estos consejos de cuidado dermocosmético están destinados a mejorar la vida diaria de los pacientes durante su enfermedad.

«El cuidado cosmético diario es esencial para proteger  la piel de los efectos secundarios de los tratamientos contra el cáncer. Es la clave para una mejor calidad de vida durante los tratamientos oncológicos».  Profesora Brigitte Dréno*

No dudes en preguntar a tu equipo médico (médico, oncólogo, dermatólogo, enfermeros) sobre los efectos cutáneos de los tratamientos contra el cáncer.


Saber más acerca de los efectos de los distintos tratamientos contra el cáncer


Resumen de las medidas claves de prevención antes del tratamiento

Qué hacer
Qué evitar
Prevención de infecciones cutáneas durante el aseo

Productos limpiadores sin jabón (syndet), en pastilla o líquidos que respetan el pH ácido de la piel (5.5)

Jabones comunes sin un pH fisiológico, lociones con alcohol, perfumes, desodorantes perfumados.

Prevenir las quemaduras solares

Usar fotoprotección cuando se esté al aire libre durante todo el año (anti-UVA alto a muy alto/ anti-UVB: FPS 50)


Exposición solar sin protección
Cuidado: recuerde que las radiaciones UVA atraviesan las ventanas o las nubes

Cuidado de las uñas

Proteger las uñas con un esmalte fortificante

Manicuras o pedicuras muy habituales
Cortar las uñas demasiado cortas
Baños de pies en agua caliente

Prevenir cualquier tipo de traumatismo


Llevar zapatos adecuados
Llevar guantes cuando se lleven a cabo tareas manuales
Duchas cortas a temperatura adecuada
Secar la piel sin frotar

El roce de zapatos
El trabajo manual
Agua demasiado caliente o demasiado fría
Baños o duchas largos
Frotar la piel con una toalla



Fuentes
Livret pharmaciens – gérer les effets secondaires cutanés des thérapies anti-cancer. [Publicación para farmacéuticos - controlar los efectos secundarios cutáneos de los tratamientos contra el cáncer].
Mesa redonda del grupo ESKIMO: Bensadoun RJ, Dreno B, Humbert P, Krutmann J, Luger T, Rougier A, Triller R.


*Actualizado en mayo de 2016 por
Profesora Brigitte Dréno
Directora del Departamento de Dermato-oncología
Directora de la Unidad de Terapia Genética y Celular
Vicedecana de investigación de la Facultad de Medicina de Nantes, Francia