Una mejor piel durante el cáncer

El cuidado de la piel y cómo sentirse mejor durante los tratamientos contra el cáncer.

Nuestras acciones

Comparte este artículo

  • 525
  • Facebook
  • Twitter
  • Pin

Desde 1975, La Roche-Posay ayuda a las personas con la piel sensible o frágil y mejora su calidad de vida y confort.


Siempre activos en la detección del cáncer de piel

La Roche-Posay lleva más de diez años trabajando junto a los dermatólogos,  para concienciar sobre la importancia de la  prevención del cáncer de piel. El laboratorio trabaja con dermatólogos y pacientes y participa en estudios clínicos exclusivos, compartiendo su experiencia dermatológica; contribuye en la formación de profesionales de la salud y proporciona evaluaciones gratuitas para detectar el cáncer de piel en más de 30 países en todo el mundo.

Para saber más sobre  las acciones de La Roche-Posay contra el cáncer de piel, visita la siguiente página  skinchecker


Estación Hidrotermal pionera en realizar cuidados de la piel en pacientes después de su tratamiento oncológico

La Roche-Posay es la primera Estación Hidrotermal de Europa dedicada en exclusiva a tratar afecciones de la piel. El centro ofrece una gran selección de tratamientos. En 2009 se enfocó en una nueva indicación: el cuidado de la piel afectada por tratamientos contra el cáncer. Pioneros en este ámbito, la Estación Hidrotermal de La Roche-Posay recibe cada año unos 2.300 pacientes que necesitan cuidados en su piel debido a los efectos de los tratamientos contra el cáncer.

Los tratamientos termales tras el cáncer son un nuevo enfoque terapéutico para pacientes que requieren una recuperación, tanto de la piel como psicológica, después de sus tratamientos oncológicos. Se han realizado dos estudios observacionales, que han demostrado resultados visibles y duraderos en pacientes que recibieron un tratamiento termal de tres semanas,  en el Centro Termal de La Roche-Posay, con altos niveles de tolerancia y de satisfacción a la hora de mejorar la calidad de vida.

En 2015

2264


PACIENTES RECIBIERON
TRATAMIENTOS TERMALES TRAS EL CÁNCER
EN LA ROCHE-POSAY
(30% de los termalistas totales del CentroTermal).


ESKIMO: un grupo de trabajo europeo para entender mejor el impacto de los tratamientos oncológicos en la piel


La Roche-Posay ha reunido un grupo de trabajo compuesto por dermatólogos y oncólogos especialistas en las afecciones dermatológicas asociadas con los tratamientos contra el cáncer de piel.
Este grupo de trabajo, el ESKIMO (European SKIn Management in Oncology- Grupo Europeo para el Manejo de la Piel en Oncología) ha analizado e identificado los diversos efectos secundarios de los tratamientos y ha propuesto recomendaciones de productos adecuados de cuidado de la piel y maquillaje.

El laboratorio también ha trabajado junto al grupo ESKIMO para crear una guía de algoritmos de buenas prácticas * y productos para limitar y prevenir los efectos secundarios cutáneos de los tratamientos contra el cáncer.


Comprometidos con la formación de profesionales

Desde 2013, La Roche-Posay ha prestado especial atención en los efectos secundarios cutáneos de los tratamientos contra el cáncer. Este compromiso ha dado lugar a un deseo de crear puentes entre la dermatología y la oncología. La Roche-Posay comparte con los profesionales de la salud (médicos, farmacéuticos, personal de enfermería) su conocimiento de la importancia de los tratamientos hidrotermales en los efectos secundarios de los tratamientos oncológicos.

De esta forma, La Roche-Posay contribuye a formar miles de profesionales de la salud en todo el mundo, implicándose en numerosas colaboraciones con asociaciones que enseñan a los pacientes cómo usar mejor los productos.


Los productos se prueban en condiciones reales de uso, bajo supervisión médica

Con este enfoque de progreso continuo e investigación sobre los efectos adversos, La Roche-Posay ha llevado a cabo numerosos estudios clínicos y observacionales que establecen la tolerancia óptima de de los productos y su impacto positivo sobre los efectos secundarios cutáneos de los tratamientos contra el cáncer.

Creado a partir del agua termal de  valor terapéutico y la experiencia de los especialistas en piel sensible, el Laboratorio Dermatológico de la Roche-Posay se ha convertido en un estrecho colaborador en el cuidado de las personas con cáncer.

Siete estudios publicados


DEMUESTRAN QUE
LOS PRODUCTOS DE LA ROCHE-POSAY
LIMITAN DE FORMA EFECTIVA LOS EFECTOS SECUNDARIOS
Y MEJORAN LA CALIDAD DE VIDA
DE LOS PACIENTES durante el tratamiento.


Taller de maquillaje corrector:  Un cuidado que mejora la calidad de vida de los pacientes con cáncer

El primer taller de maquillaje corrector comenzó  en 1994, en el pueblo de La Roche-Posay (Francia) donde se halla situada la Estación Hidrotermal de La Roche-Posay, considerada el Centro Termal número 1 Europeo de Dermatología. Este proyecto nace con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los pacientes durante sus tratamientos contra el cáncer. Aprender las técnicas de maquillaje corrector ayuda a los pacientes a aceptar su imagen y recuperar la confianza en ellos mismos, de vital importancia en la lucha contra el cáncer. Estos talleres son un lugar donde los pacientes se sienten escuchados, comparten experiencias y aprenden. Ayuda a los pacientes a sentirse mejor, reconstruir relaciones sociales y recuperar su autoestima.

El Laboratorio Dermatológico de La Roche-Posay apoya esta iniciativa de dos formas distintas: por un lado proporciona su línea de maquillaje de alta tolerancia, que incluye productos ricos en pigmentos y aptos para pieles sensibles, fáciles de aplicar y eficaces a la hora de disimular imperfecciones; por otro, crea nuevos talleres por todo el mundo. Hasta el día de hoy se han creado 90 talleres en todo el mundo.


«Algoritmo para uso de dermocosméticos en el manejo de los efectos secundarios cutáneos, asociados con la terapia dirigida en oncología» publicado por la prestigiosa revista médica Journal of the European Academy of Dermatology & Venereology and Breast Cancer.o.