La piel de tu bebé

La piel del bebé no funciona igual que la de los adultos:
es vulnerable por naturaleza.

La piel del bebé: expuesta a agresiones severas

Aunque tiene la misma estructura que la de los adultos, la piel del bebé es más vulnerable y sensible a las agresiones externas. Para garantizar el bienestar y la comodidad de tu bebé, es importante combinar la rutina acertada con los productos adecuados, simplificando el proceso.

Una rutina diaria sencilla para garantizar el bienestar de tu bebé.

La piel del bebé debe limpiarse e hidratarse diariamente. Un baño diario de 10 minutos con agua a 37 grados (nunca a una temperatura superior) es suficiente para limpiar la piel del bebé.

Recomendaciones

Si tu bebé tiene piel normal, utiliza LIPIKAR Gel de Ducha, que limpia suavemente gracias a su fórmula ultra suave y sin jabón. Para la piel más seca y con tendencia atópica, añade unas gotas de LIPIKAR Aceite en el agua del baño para proteger la piel de tu bebé. Entonces, lava a tu bebé con LIPIKAR Syndet, un gel en crema que limpia la piel muy seca sin resecarla.

Después de lavar a tu bebé, debes secar la piel con cuidado antes de aplicarle un producto hidratante adecuado como LIPIKAR fluido. Diseñado específicamente para la piel seca, hidrata y suaviza cuidadosamente la piel del bebé.

Para hidratar la piel de tu bebé, aplica la crema con movimientos circulares para conseguir un efecto calmante. Para la piel seca con tendencia atópica, usa LIPIKAR Baume AP+ que además de calmar y reestablecer el confort de la piel, ayuda a reducir los brotes de sequedad severa.

Presta mucha atención al culito de tu bebé.

El culito de tu bebé está todo el día y toda la noche en un ambiente húmedo y ácido, expuesto a la orina y a las heces. Para prevenir la dermatitis del pañal, lava el culito de tu bebé con un gel limpiador sin aclarado o simplemente agua. También debes secarlo suavemente antes de aplicar una crema protectora tras cada cambio de pañal.

Recomendaciones

Limpia el culito de tu bebé con LIPIKAR Syndet Es una fórmula ultra suave que limpia y suaviza la piel. Complementa este limpiador con una crema protectora, reparadora.

Muy alta protección solar.

Los pediatras y dermatólogos recomiendan encarecidamente que los niños menores de tres años no se expongan directamente al sol, ya que su piel es más sensible a los rayos UV. N.B.: incluso si están a la sombra y no expuestos directamente al sol, necesitan protección frente a los rayos UVA que pueden llegar igualmente hasta su piel.

Recomendaciones

La fórmula de la nueva ANTHELIOS Baby Dermo SPF 50+ Leche Bebé del Laboratorio Dermatológico de La Roche-Posay es suave, seguro, efectivo y ofrece una protección muy alta contra los rayos UV, incluso en casos de exposición indirecta. Además, su textura envolvente hidrata y nutre la piel de tu bebé para una protección óptima.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pin