La piel de tu bebé

La piel del bebé no funciona igual que la de los adultos:
es vulnerable por naturaleza.

Protección solar de la piel de tu bebé: conviértela en una rutina diaria

Contrariamente a lo que se suele creer, la piel del bebé no es tan distinta de la piel de los adultos. Tiene la misma estructura, pero aún no ha llegado a su madurez, por lo que no tiene las mismas funciones y características. Esto significa que es más vulnerable a las agresiones externas como la rayos UV. Para asegurarte de que tu bebé recibe la protección más alta posible sin que afecte a su tolerancia, el Laboratorio Dermatológico de La Roche-Posay ha formulado un producto específico para la piel delicada de los bebés que no está directamente expuesta a la rayos UV: ANTHELIOS Baby Dermo-Pediatrics SPF50+ Leche Bebé.

La piel es mucho más sensible al sol y a los rayos UV.

La epidermis del bebé es mucho más sensible a los rayos UV debido a un sistema inmunitario inmaduro y a una protección menos efectiva de la piel natural. Los rayos UVA y UVB se producen durante todo el año y pueden alcanzar la piel de tu bebé en la silla de paseo, a la sombra o bajo un toldo o sombrilla: es lo que se denomina exposición indirecta.

Durante la exposición indirecta, una alta protección que no comprometa la tolerancia, sigue siendo una necesidad

Una alta protección sin comprometer la tolerancia

La gama Anthelios ha contado con importantes innovaciones tecnológicas para aportar una muy alta protección tanto a adultos como a los más pequeños. Se ha diseñado una formulación específica para proteger a los bebés a partir de seis meses de los peligros de la exposición indirecta.

Lo nuevo ANTHELIOS Baby Dermo-Pediatrics SPF50+ Leche Bebé ofrece:

  • Protección efectiva UVA y UVB
  • Tolerancia óptima gracias a una fórmula simple y minimalista desarrollada con la dosis adecuada de ingredientes seleccionados para la seguridad del bebé.
  • Una textura envolvente enriquecida con manteca de Karité para hidratar, calmar y fortalecer la barrera cutánea

Cuatro reglas de oro para aportar a tus hijos una protección solar duradera

En lo referente a la protección solar, la opinión de los dermatólogos y pediatras es unánime. Sigue su consejo:

  • 1Evita la exposición solar directa antes de los tres años de edad. La protección solar es necesaria incluso a la sombra.
  • 2Cuando sea posible, quédate en casa cuando el sol es más fuerte, entre las 12:00 y las 16:00.
  • 3Utiliza ropa de colores oscuros (camisetas y pantalones cortos), gafas de sol y sombrero, incluso a la sombra.
  • 4Aplicar protector solar con un alto factor de protección UVA-UVB generosamente y volver a aplicar, como mínimo, cada dos horas.
  • Facebook
  • Twitter
  • Pin