#NoMasGranos

Nuestros expertos te ayudan a terminar con ellos

¿Qué es el acné y cuáles son sus causas?

v_article-what_is_acne.jpg

Tu acné, capítulo 1: las 6 etapas de un granito

Las espinillas, granitos o imperfecciones (llamémosle como queramos) del acné afectan a la mayoría de adolescentes y a gran parte de la población adulta. Esta afección tan odiada causa la aparición de distintos tipos de granitos en el rostro, la espalda o el pecho, pero ¿qué causa el acné y cómo funciona?

La biología detrás de una imperfección

Paso 1:

El acné es una afección de la piel que ocurre como consecuencia de los cambios en nuestros niveles hormonales, especialmente en la pubertad y durante los años de adolescencia. Las hormonas conocidas como andrógenos se comunican con las glándulas que secretan sebo en pequeñas aberturas de la piel llamadas folículos.


En esencia, el acné es la consecuencia de un mal funcionamiento de esta combinación de las glándulas sebáceas con los folículos. Normalmente, el sebo protege la piel con una capa resistente al agua, pero los cambios hormonales provocan que la secreción se acelere y vuelva la piel más oleosa.

Paso 2:

Los cambios ocurren en las células de la superficie de la piel, de la misma forma que en el contorno de los folículos. Las capas externas de la piel se vuelven más gruesas y densas influidas por las mismas hormonas. ¿Resultado?

¡Paso 3!:

Los folículos se obstruyen con una mezcla densa de células y sebo. Se forman los puntos negros, en los que la mezcla se oscurece al entrar en contacto con el aire, o los puntos blancos, recubiertos por la superficie de la piel.

¿Preparado para el paso número 4?

Aquí es donde se involucra una bacteria muy molesta llamada P. Acnes. Ésta se multiplica en ambientes poco aireados como los poros obstruidos y causa inflamación. Las consecuencias: un aumento de granitos enrojecidos, pústulas o incluso lesiones severas y profundas llamadas nódulos y quistes.

Paso 5

Es el proceso de limpieza. Las células encargadas de eliminar los residuos, los macrófagos, acaban con los tejidos dañados y estimulan la piel para que repare el daño. Esto lleva desde algunos días hasta semanas, según la gravedad.

Paso 6

Es especial. Aquí es donde recuperas el control. Con el tratamiento adecuado, puedes dinamitar cualquiera de las etapas previas. No lo lleves solo: busca consejo profesional de tu médico o tu dermatólogo.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pin