Reglas de oro

5 reglas para preservar la juventud de las pieles sensibles

Resources\Visuels\V4\Headers\Articles\INT\v_header_RegleDor_default.jpg

La piel sensible, al ser más fina y más frágil, sufre múltiples agresiones diariamente. El frío, el viento, el sol, la contaminación o el estrés debilitan sus defensas, alteran su calidad y aceleran su envejecimiento. Descubre algunas reglas sencillas para preservar la juventud de tu piel.

Regla 1

Hidratar, hidratar e hidratar

Nunca se repetirá lo suficiente: la hidratación es la clave de la belleza. La piel está compuesta en un 70% de agua y, sin aporte de agua, las células de la epidermis se destruyen. La primera regla esencial para hidratar la piel de manera eficaz es beber suficiente agua.

Regla 2

Añade un poco de antiedad a su dieta

Una piel bella es una piel bien nutrida: ¡literalmente! Trata de consumir cada día alimentos ricos en antioxidantes, oligoelementos o ácidos grasos esenciales, como salmón, marisco, nueces, cítricos, setas, etc.

Regla 3

Establece rituales cotidianos

Para mantener la juventud de la piel, cuanto más hagamos por ella, mejor. De día y de noche, empieza limpiándola cuidadosamente y después utiliza cuidados específicos para el día y la noche. No olvides el contorno de ojos y labios, que poseen necesidades particulares. Una vez por semana, una exfoliación y una máscara completarán de manera eficaz tu plan de belleza. Por último, no olvides protegerte del sol durante todo el año.

Regla 4

Pon un poco de deporte en tu vida

El estrés y el agotamiento generan estrés oxidativo y aceleran el envejecimiento cutáneo. Para remediarlo, aprende a gestionar tu estrés. La práctica de una actividad física regular te permitirá desconectar y los ejercicios de respiración y meditación te ayudarán a conservar la calma.

Regla 5

Juega a la Bella durmiente

Por la noche, mientras el cuerpo descansa, la piel está rebosante de actividad. La regeneración y reparación celular se acelera y se activa la microcirculación. Entre las 2 h y las 4 h, la actividad alcanza su máxima intensidad. Para gozar de un sueño verdaderamente reparador, trata de acostarte antes de las doce de la noche y dormir al menos 8 horas.

Protegerse del sol para preservar la belleza de su piel

Es posible actuar sobre los signos del envejecimiento cutáneo con el fin de mantener durante un máximo periodo de tiempo la juventud de la piel. Para eso, la protección contra el fotoenvejecimiento es fundamental. El sol es, en efecto, el responsable de las principales características de una piel envejecida. Por lo tanto es necesario protegerse contra los rayos directos del sol durante todo el año: aplicar cremas solares anti-UVA y anti-UVB, evitar cualquier exposición prolongada durante las horas más calurosas del día y llevar mangas largas y un sombrero cuando lo expongamos al sol. Para reparar los posibles daños provocados por el sol, La Roche Posay ha creado Redermic R, el retinol para las pieles sensibles, con una gran capacidad para cuidar la superficie del rostro.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pin

Recomendado para ti

See all articles