LAS QUEMADURAS DE LA PIEL Y
QUÉ HACER PARA QUE SE CUREN MÁS RÁPIDO

Article Read Duration 8 minutos de lectura

Las quemaduras son una lesión de la piel causada por el calor extremo.
También pueden originarse debido al efecto de los productos químicos, la radiación, la fricción e incluso el frío. Cuando la piel se exponen al calor extremo, sus proteínas constituyentes se desnaturalizan, como si se "cocinaran" y las células de la piel murieran, dando como resultado una respuesta inflamatoria.


Si padeces una quemadura superficial, en primer lugar debes ponerla rápidamente bajo el agua fría durante varios minutos. A continuación, aplica una crema para quemaduras o una crema cicatrizante que hayas adquirido en la farmacia y protege la herida con un apósito estéril. Durante varias semanas tras la quemadura, mientras la piel se está curando, esta será frágil y sensible, y requerirá de cuidados dermocosméticos específicos, como una crema cicatrizante con FPS fuerte para evitar la hiperpigmentación posinflamatoria.

Las quemaduras pueden clasificarse en quemaduras de primer, segundo y tercer grado, dependiendo de su profundidad. Las quemaduras de primer grado son muy superficiales y causan un enrojecimiento parecido al de las quemaduras solares.
Las quemaduras de segundo grado son más profundas y causan ampollas y dolor intenso.
Las quemaduras de tercer grado afectan a la capa interna de la piel y destruyen sus fibras nerviosas, haciendo que sean indoloras. La piel se vuelve blanco ceroso o se carboniza, y puede parecer más gruesa y correosa.
Las quemaduras de primer y segundo grado pueden tratarse en casa con crema para quemaduras y apósitos estériles, siempre que no sean muy extensas y no afecten a la cara o una articulación importante. Las quemaduras de tercer grado requieren atención médica urgentemente.


Las quemaduras de primer grado raramente dejan cicatrices. Las quemaduras de segundo grado pueden dejar cicatrices, especialmente si se infectan, pero con la higiene adecuada, una crema cicatrizante y un apósito estéril, se puede minimizar el riesgo. Las quemaduras de tercer grado casi siempre dejan algún tipo de cicatriz, aunque los riesgos pueden minimizarse si se acude a un médico lo antes posible para recibir el tratamiento adecuado.

¿QUÉ ES UNA QUEMADURA?

Las quemaduras son uno de los accidentes domésticos más comunes, especialmente entre los niños. Una quemadura es un tipo de lesión en la que el tejido humano, normalmente la piel, entra en contacto con calor extremo. Puede tratarse del calor directo de una llama, un líquido caliente (como agua o aceite hirviendo) o un objeto caliente (como un horno).
Las quemaduras también pueden originarse debido a ciertas sustancias químicas como los ácidos fuertes, así como la radiación, la fricción e incluso el frío.

Los diferentes tipos de quemaduras tienen diferentes tratamientos dependiendo de su profundidad y extensión, pero, en el caso de las quemaduras superficiales, es buena idea acudir a la farmacia local y preguntar por las cremas para quemaduras o cremas cicatrizantes para fomentar su recuperación.

QUÉ LE OCURRE A LA PIEL


CUANDO SE QUEMA

Cuando se exponen a un calor extremo, las proteínas constitutivas de la piel se "desnaturalizan". Esto significa que la normal estructura tridimensional de la molécula de la proteína se ve afectada. De esta manera, una vez alteradas, las proteínas ya no son capaces de realizar su función fisiológica. Es algo parecido a lo que ocurre con la carne cruda cuando se cocina: Su color, su textura y sus características físicas se transforman.

Cuando las proteínas de la piel se dañan a causa del calor, se desencadena una respuesta inflamatoria debido a la muerte de las células de la piel. Se liberan unos mensajeros químicos llamados mediadores de la inflamación, que hacen que los vasos sanguíneos locales se dilaten y la piel se enrojezca. Además, pueden producirse otros cambios en la piel, como la aparición de ampollas. Esto depende de la profundidad o el "grado" de la quemadura, factores de los que hablaremos a continuación. Sigue leyendo para obtener consejos sobre cómo curar rápidamente tu quemadura con una crema para quemaduras o una crema cicatrizante.

¿QUÉ TIPO DE CREMA PARA QUEMADURAS


DEBO USAR?

Las cremas cicatrizantes de la piel pueden optimizar la recuperación

Si tienes una quemadura superficial (de primer o segundo grado, véase más abajo), lo primero que debes hacer es ponerla bajo el agua fría durante varios minutos.
Este gesto puede limitar la extensión y la profundidad de la quemadura, y contribuirá a calmar el dolor. No utilices hielo, ya que esto puede empeorar el daño.

A continuación, acude a tu farmacia local y pregunta por una buena crema para quemaduras o crema cicatrizante. Lo ideal es que su fórmula contenga ingredientes activos específicos para acelerar y optimizar la curación epidérmica, para aliviar y proteger la piel, y para reducir el riesgo de infección. Aplica una generosa capa de crema (métela en la nevera para un mayor alivio) y, a continuación, cubre la piel con un apósito estéril. La combinación de la crema y del apósito protegerán la quemadura.

Recuerda, este consejo solo es aplicable a las quemaduras superficiales. Si crees que puedes tener una quemadura de espesor total o de "tercer grado" (véase más abajo), es imprescindible que acudas al médico, ya que las quemaduras profundas son especialmente peligrosas.

¿CUÁLES SON


LOS DIFERENTES TIPOS DE QUEMADURAS?

¿Cómo sé el "grado" de la quemadura que tengo?

Las quemaduras se clasifican en 3 tipos principales: Quemaduras de primer, segundo y tercer grado.

A continuación te explicamos las diferencias:

Quemaduras de primer grado:

Similares a las quemaduras solares

Una quemadura de primer grado es como una quemadura del sol. Afecta a la capa superior de la piel, que se vuelve roja y duele. Las quemaduras superficiales de la piel suelen picar debido a la liberación de histamina. Además del sol, el agua hirviendo es otro de los causantes comunes de quemaduras de primer grado. Este tipo de quemadura tarda entre 7 y 10 días en curarse y no deja cicatriz.

Quemaduras de segundo grado:

Más profundas, con ampollas

Una quemadura de segundo grado es un poco más profunda. A diferencia de una quemadura de primer grado, que solo daña la epidermis, la quemadura de segundo grado afecta también a la dermis superficial (la capa de la piel más profunda). Cuando esto ocurre, la piel se enrojece y se forman ampollas (no las explotes, ya que esto provoca que la piel se abra y sea más propensa a la infección). Este es el tipo de quemadura más doloroso y, a menudo, se origina por el contacto con aceite caliente.

Las quemaduras de segundo grado tardan entre 2 y 3 semanas en curarse y no suelen dejar cicatriz, a menos que se presenten complicaciones como una infección (que se puede evitar con el apósito adecuado y la crema cicatrizante adquirida en la farmacia). Sin embargo, las quemaduras de segundo grado pueden desentrañar cambios de pigmentación en la piel, por lo que es esencial proteger la zona del sol mientras se está curando, inicialmente con un apósito y después con una crema cicatrizante con FPS.

Haz clic AQUÍ para obtener más información sobre la protección de las cicatrices con respecto al sol.

Las quemaduras superficiales se recuperan más rápido con una crema para quemaduras o una crema protectora de la piel

Tanto las quemaduras de primer como de segundo grado se consideran "quemaduras superficiales".
Por lo general, pueden tratarse en casa sin tener que acudir al médico, pero si la quemadura es extensa o se produce en la cara o una articulación importante, debes recibir atención médica. Si tienes una quemadura superficial, puedes hacer varias cosas para ayudarla a sanar:

  • Utiliza compresas frías empapadas en Agua Termal de La Roche-Posay para enfriar y aliviar la quemadura.
  • Contribuye a la recuperación de la barrera de la piel con una crema protectora de una marca farmacéutica de renombre con experiencia en la recuperación de la piel.
  • Cubre la quemadura con un apósito estéril para evitar que se infecte o esté expuesta a irritantes externos.
  • Utiliza una crema protectora con FPS durante varias semanas.

Haz clic AQUÍ para ver la gama de productos calmantes CICAPLAST de La Roche-Posay, la marca colaboradora de los dermatólogos.

Quemaduras de tercer grado:

Requieren atención médica

Las quemaduras de tercer grado se conocen como quemaduras de "espesor total" porque afectan a todas las capas de la piel hasta la capa subcutánea conocida como hipodermis. Debido a que son tan profundas, las quemaduras de tercer grado destruyen las fibras nerviosas de la piel y por esta razón a menudo son indoloras. En el caso de las quemaduras de tercer grado, la piel puede adquirir un aspecto diferente:

  • color blanco ceroso
  • aspecto carbonizado
  • color marrón oscuro
  • textura erupcionada y correosa

Si crees que puedes tener una quemadura de espesor total, no te asustes, ya que existen tratamientos médicos/quirúrgicos, pero debes acudir a urgencias, puesto que no es un problema que se pueda tratar en casa.

¿ME DEJARÁ LA QUEMADURA


UNA CICATRIZ?

Con el cuidado adecuado, las quemaduras superficiales no suelen dejar cicatrices

Las cicatrices de las quemaduras pueden ser antiestéticas y afectar a la persona que las tiene. Si se cuidan adecuadamente, las quemaduras superficiales (de primer y segundo grado) no suelen dejar cicatrices. Las quemaduras de primer grado casi nunca dejan cicatrices. Las quemaduras de segundo grado pueden dejar cicatrices si se infectan, por lo que resulta imprescindible una higiene adecuada con un limpiador, seguida de la aplicación de una crema para quemaduras y la protección con un apósito estéril.

Haz clic AQUÍ para descubrir el limpiador para la piel fragilizada.

Para una recuperación óptima, pregúntale a tu farmacéutico a cerca de las cremas para quemaduras. Recuerda que después de sufrir una quemadura, la piel es sensible y frágil, y necesita protección de productos dermocosméticos específicos. También corres el riesgo de padecer hiperpigmentación posinflamatoria (que deja una marca marrón oscura tras la exposición al sol), así que asegúrate de utilizar una crema reparadora de la piel con FPS durante varias semanas tras la lesión.

Las quemaduras de espesor total suelen dejar cicatrices

Desafortunadamente, las quemaduras de tercer grado suelen dejar algún tipo de cicatriz en la piel. Esto se debe a que el daño es tan profundo que la piel reacciona produciendo colágeno denso para reemplazar la piel perdida. A este colágeno se le conoce como tejido cicatricial. Estas cicatrices pueden reducirse gracias a una atención médica temprana y el tratamiento adecuado.

Complicaciones de las cicatrices de quemaduras

Si tu quemadura no se trata adecuadamente o simplemente tienes mala suerte, pueden desarrollarse varios tipos de cicatrices antiestéticas provocadas por quemaduras. Entre ellas se incluyen:

  • Las cicatrices hipertróficas, en las que la cicatriz es roja y con relieve, pero permanece dentro de los límites de la quemadura original.
  • Las contracturas, en las que la cicatriz empieza a contraerse. Este tipo de cicatriz puede ser peligroso si se trata de una herida "circunferencial", por ejemplo, si rodea una parte del cuerpo por completo, como en el caso de un dedo. Si tienes una quemadura circunferencial, es importante que acudas al médico lo antes posible.
  • Las cicatrices queloides, en las que la cicatriz se vuelve gruesa y voluminosa, y crece más allá de los límites de la quemadura original. Las quemaduras que originan cicatrices queloides a menudo causan picazón.

Cada una de estas lesiones tiene sus propios tratamientos específicos, de los que tu médico puede informarte.

¿Cuál es la conclusión? Acude a tu médico tan pronto como sufras una quemadura en la piel, si crees que tienes una quemadura de tercer grado o si tu quemadura superficial es extensa, en la cara o una articulación importante. La mayoría de las quemaduras superficiales puede tratarse en casa con compresas frías empapadas en Agua Termal, una buena crema reparadora y apósitos estériles adquiridos en la farmacia.

Haz clic AQUÍ para descubrir la gama completa de productos calmantes para la piel de la marca farmacéutica experta La Roche-Posay.

Haz clic AQUÍ para obtener más información sobre las cicatrices y cómo tratarlas.

Si tienes una herida con puntos de sutura, haz clic AQUÍ para consultar una guía rápida.

VERDADERO
O FALSO

LA PIEL SE SECA MÁS
CUANDO ESTÁS ENFERMO.

VERDADERO

Los resfriados y las gripes absorben la hidratación de la piel dejándola seca y apagada. La enfermedad, junto con los medicamentos que tomamos, y el hecho de estar tumbados, causan una falta de hidratación en la piel.
MÁS INFORMACIÓN

UNA QUEMADURA DE PRIMER GRADO
ES COMO UNA QUEMADURA DEL SOL.

VERDADERO

Una quemadura de primer grado es como una quemadura del sol. Afecta a la capa superior de la piel, que se vuelve roja y duele. Las quemaduras superficiales de la piel suelen picar debido a la liberación de histamina.
MÁS INFORMACIÓN

LA QUEILITIS ES EL TÉRMINO CIENTÍFICO
PARA LABIOS AGRIETADOS.

VERDADERO

Queilitis es otra forma de llamar a los labios agrietados. Los labios se secan, se descaman y pueden aparecer grietas verticales. La piel de alrededor de los labios también se puede irritar. Esta sequedad causa sensaciones incómodas de quemazón.
MÁS INFORMACIÓN

CHUPARSE LOS LABIOS AGRIETADOS
ES UNA BUENA IDEA.

FALSO

Las personas con los labios secos o agrietados suelen chupárselos frecuentemente o tirar de las pieles. Es muy tentador pero esto solo consigue agravar la situación privando a la piel de su capa protectora natural y generando un círculo vicioso.
MÁS INFORMACIÓN

¿SABÍAS
QUE?

Loreal.Foundation.FieldTypes.Extensions.CropImage?.Alt

Se ha demostrado que el madecassoside de la formulación de CICAPLAST BAUME B5 Plus acelera la renovación de la piel.

TAMBIÉN DISPONEMOS DE
UNA GAMA PARA ELLO

CICAPLAST es una gama multifunción que calma la irritación, repara y protege la función protectora de la barrera de la piel. Es una gama excelente para la recuperación de la piel y es apta para pieles sensibles irritadas.

NUESTRA PROMESA
DE SEGURIDAD

Estándares de seguridad más estrictos que las regulaciones internacionales para cosméticos.

laroche posay safety commitment product allergy tested model close up

EL 100 % DE LOS PRODUCTOSSON HIPOALERGÉNICOS

Ver más
Un prerrequisito = cero reacciones alérgicas.
Si detectamos un solo caso, volvemos al laboratorio y reformulamos.
laroche posay safety commitment essential active dose product head

SOLO LO ESENCIAL,EN LA DOSIS ACTIVA CORRECTA

Ver más
Desarrollados en colaboración con dermatólogos y toxicólogos, nuestros productos contienen solamente los ingredientes necesarios en la dosis activa correcta.
laroche posay safety commitment sensitive skin model baby

TESTADOEN PIELES MUY SENSIBLES

Ver más
La tolerancia de nuestros productos está comprobada en las pieles más sensibles: reactivas, alérgicas, con tendencia acneica, atópicas, dañadas o debilitadas por los tratamientos contra el cáncer.
laroche posay safety commitment formula protection product head

PROTECCIÓN DE LA FÓRMULAEN EL TIEMPO

Ver más
Seleccionamos el envasado que mejor protege nuestros productos con conservantes estrictamente necesarios para garantizar que su tolerancia y eficacia se mantienen intactas con el paso del tiempo.