CÓMO LIMPIAR Y CUIDAR LA PIEL GRASA CON TENDENCIA AL ACNÉ

Article Read Duration 5 minutos de lectura

La mayoría de nosotros ha tenido la piel grasa en algún momento de su vida debido a la sobreproducción de sebo. Aprender a cuidar la piel grasa resulta importante para evitar los puntos negros, los granitos y otros síntomas del acné: • Utiliza limpiadores suaves, como aguas micelares o leches limpiadoras • Hidrata el rostro con una crema hidratante sin aceite y con ingredientes activos seborreguladores • Elige un maquillaje no comedogénico con base acuosa • Retira siempre el maquillaje al final del día • Toma una dieta equilibrada baja en carbohidratos procesados, azúcares y lácteos

¿QUÉ ES

LA PIEL GRASA?

La piel grasa o seborrea es un exceso de sebo que suele mostrarse en forma de zonas brillantes sobre las áreas centrales del rostro, especialmente en la frente y la nariz. Los poros de la piel se dilatan y la piel es más gruesa. En los casos más graves, puede percibirse una capa de grasa al tocar la piel. La seborrea también puede darse en el cuero cabelludo, y hacer que tu cabello esté graso y pegajoso.

El papel del sebo es evitar que la piel se seque. Paradójicamente, la piel grasa suele ser escamosa en la superficie, causando así dermatitis seborreica en el centro del rostro o el cuero cabelludo.

¿QUÉ CAUSA
LA PIEL GRASA?

¿La piel grasa puede dar lugar a síntomas de acné?

La piel grasa es algo común, especialmente en el rostro y el cuero cabelludo. Se origina cuando las glándulas sebáceas de la piel trabajan en exceso y producen demasiado sebo. La buena noticia es que las personas con este tipo de piel suelen tener menos arrugas cuando envejecen. La mala, es que crea el contexto perfecto para que aparezcan puntos negros, granitos y otros síntomas del acné.

CAUSAS COMUNES
DE LA PIEL GRASA

Hormonas

Los cambios hormonales pueden estimular un exceso de producción de sebo. Las hormonas fluctúan durante la pubertad, antes del periodo, durante el embarazo y en la menopausia. El estrés o las enfermedades pueden causar un desequilibrio hormonal que da como resultado una piel grasa y acné.

Alimentación

Consumir una cantidad excesiva de ácidos grasos trans, carbohidratos procesados, azúcares y productos lácteos puede provocar acné. Seguir una dieta equilibrada con alimentos naturales no es solo beneficioso para tu piel, también lo es para tu salud general.

Clima

El clima cálido y húmedo puede estimular la producción de sebo, por lo que la piel tiende a ser más grasa en los meses de verano.

Genética

Mucha gente simplemente nace con tendencia a producir más sebo. El incoveniente de la piel grasa. La ventaja es que tu piel es más gruesa y tiene menos tendencia a desarrollar arrugas.

Sobrelimpieza

Cuanto más exfolias y eliminas el sebo natural de tu piel, más sebo produces para intentar restablecer un equilibrio.

Cosméticos

Los maquillajes con base de grasa obstruyen los poros, aportan un efecto brillante y pueden causar acné. Los productos agresivos pueden dañar la piel, provocando una mayor producción de sebo.

Medicación

Algunos medicamentos con prescripción causan deshidratación, por lo que la piel produce más grasa para compensar.

¿CÓMO CUIDAR

LA PIEL GRASA?Limpia tu rostro día y noche, y también antes y después del ejercicio.

El exceso de grasa tiende a atrapar la suciedad y las bacterias en los poros, por lo que limpiar la piel y eliminar el maquillaje al final del día es muy importante. El sebo también aumenta cuando duermes, por lo que es importante limpiar el rostro por la mañana. Aunque el ejercicio es bueno para la piel, la piel muerta, las células, las bacterias y la suciedad pueden acumularse mientras practicas ejercicio, originando las «imperfecciones de entrenamiento» Elimina el maquillaje antes de hacer deporte, y limpia tu rostro y tu cuerpo después.

Sé cuidadoso con tu piel

Cuando tenemos la piel grasa, sentimos la tentación de pasarle un buen exfoliante jabonoso. Pero, ¡no lo hagas! ¿Sabías que cuanta más energía pongas en eliminar la grasa, más sebo producirá tu piel para sustituirla? Por ello, es importante que uses productos formulados para tu tipo de piel grasa y evites usar ingredientes irritantes o abrasivos. Busca limpiadores suaves que no contengan aceites ni alcohol para una rutina antiacné eficaz.

Los dermatólogos suelen prescribir aguas micelares específicamente diseñadas para reducir la producción de sebo, como el agua micelar EFFACLAR. Los limpiadores en espuma no están prohibidos, siempre y cuando estén formulados para eliminar eficazmente el exceso de sebo y las impurezas de la piel grasa con tendencia al acné, como el gel limpiador EFFACLAR. Después de la limpieza, seca tu rostro realizando ligeros toquecitos con ayuda de una toalla suave y limpia.

Hidrata (¡sí, sí!) y matifica tu piel

¿Crees que utilizar una crema hidratante hará que tu piel esté más grasa? Te equivocas. Aplicar una crema hidratante ayudará a proteger e hidratar tu piel. Una piel hidratada no es sinónimo de piel grasa. ¿Cuál es la diferencia? La piel hidratada tiene un alto contenido en agua, mientras que la piel grasa está llena de aceites o lípidos. La crema hidratante adecuada para la piel grasa y con tendencia al acné fomentará el contenido de agua en la piel, que reduce la cantidad de sebo que produce la piel. Incluye una crema hidratante de calidad en tu rutina diaria, y recuerda que la crema hidratante ideal para la piel grasa tendrá un efecto matificante. Una opción ideal para la piel sensible y grasa o con tendencia al acné es EFFACLAR MAT o una crema con tratamiento específico para el acné como EFFACLAR Duo (+).

Elige los cosméticos y los productos de cuidado apropiados

Es importante escoger limpiadores, hidratantes y protectores solares que hayan sido específicamente formulados para tratar los diferentes tipos de piel grasa. Fíjate que contengan las palabras «sin aceites» o «no comedogénico». Esto significa que los productos no obstruirán los poros y no causarán imperfecciones. Las mujeres con piel grasa suelen tener problemas con el maquillaje. Algunos tipos de maquillaje pueden ser agresivos con la piel, por lo que pueden producir incluso más sebo y provocar acné. Opta por un maquillaje específicamente creado para pieles grasas con tendencia al acné.

Para un efecto sencillo que proporcione un cuidado especial para la piel con tendencia al acné, prueba el tratamiento con color 2-en-1 EFFACLAR Duo(+) Unifiant. Para obtener una cobertura alta, la base de maquillaje TOLERIANE Teint fluido corrector es una opción adecuada, muy ligera en pieles grasas y, además, brinda un efecto matificante durante todo el día. ¿Fan de las bases de maquillaje mates y compactas? Prueba la base de maquillaje compacta mineral en polvo TOLERIANE Teint, que purifica y matifica sin obstruir los poros. Para camuflar zonas localizadas e imperfecciones, utiliza el pincel corrector TOLERIANE Teint.

Aliméntate correctamente

Por raro que parezca, la comida grasa no da lugar a una piel grasa. De hecho, tomar pescado graso puede tener un efecto beneficioso. Sin embargo, existen pruebas de que pasarse con los productos lácteos y con los alimentos con un alto índice glucémico (como la harina refinada o el azúcar) puede causar brotes de acné. Para una salud óptima de la piel, sigue una dieta equilibrada rica en frutas, verduras y alimentos con un alto contenido en fibra.

Haz clic AQUÍ para obtener más información sobre productos de cuidado expertos para el acné. Para obtener más información sobre cómo actúa el acné, haz clic AQUÍ.

This article is intended as general information only. You should talk to your dermatologist of GP for further information about acne treatments. 

VERDADERO
O FALSO

LOS ALIMENTOS GRASOS
AVIVAN EL ACNÉ.

FALSO

Un mito común sobre el acné es que la grasa alimentaria se traduce en más grasa en tus poros, pero no hay una relación directa entre ambas. De todos modos, una dieta rica en grasas saturadas puede estimular las microinflamaciones en todos los órganos del cuerpo, incluida la piel. En resumen, la pizza y las patatas fritas no causan acné, pero moderar su consumo es lo mejor para mantener una buena salud.
MÁS INFORMACIÓN

EL CHOCOLATE ES MALO
PARA LA PIEL CON TENDENCIA ACNÉICA.

FALSO

Cada persona es distinta, así que si descubres que el chocolate te causa brotes de acné, evítalo siempre que puedas. Pero no hay evidencia científica sólida que demuestre que el chocolate tiene algún efecto sobre el acné. ¡Además, el chocolate negro lleva antioxidantes buenísimos para la piel!
MÁS INFORMACIÓN

APRETAR LOS GRANOS
NO ES UNA BUENA SOLUCIÓN.

VERDADERO

Aunque puede parecer una solución rápida, en realidad estás empeorando el problema, ya que esto puede dañar el folículo piloso infectado y aumentar la inflamación. Además, podrías hasta causar una nueva infección con las uñas. Apretarse los granitos es un hábito perjudicial que conviene evitar.
MÁS INFORMACIÓN

EL AZÚCAR PUEDE
EMPEORAR EL ACNÉ.

VERDADERO

Estudios recientes han probado que los alimentos con alto índice glucémico (los que causan un pico de insulina) pueden empeorar el acné. Sabemos que es más fácil decirlo que hacerlo, pero para mantener tu piel sana, consume alimentos altos en fibra de grano entero y legumbres en lugar de azúcares refinados y harina blanca.
MÁS INFORMACIÓN

MAQUILLAJE TOLERIANE

Nuestra gama de maquillaje TOLERIANE, 100 % hipoalergénica para ojos, labios, rostro y uñas sensibles, previene las reacciones de la piel al mismo tiempo que proporciona una alta cobertura y un color perfecto.

NUESTRA PROMESA
CON LA SEGURIDAD

Estándares de seguridad más estrictos que las regulaciones internacionales para cosméticos.