Chat

Envíanos un correo

test Fb connect
|ARTSEG_OP_PARENTSCORNER_ECZEMA | |

EL RINCÓN DE LOS PADRES

Piel con tendencia atópica

La dermatitis atópica comienza generalmente en la infancia y afecta a uno de cada cinco niños. Es una inflamación de la piel caracterizada por los picores, rojeces y erupciones.

Atopic & Eczema

La dermatitis atópica y su tratamiento

Si a ti o a tu hijo os han diagnosticado dermatitis atópica, probablemente os hayan recetado un tratamiento con dos partes: una crema con corticoides y una emoliente. Cada una desempeña un papel diferente a la hora de tratar los síntomas. Este tratamiento aborda dos aspectos distintos del objetivo.

¿Cuándo y por qué una crema con corticoides?

En el caso de una crisis de dermatitis atópica, para combatir la inflamación y calmar la piel en cuanto sea posible.

Las cremas con corticoides tienen una acción antinflamatoria. Por lo tanto, deberían aplicarse a las zonas inflamadas de la piel para calmar y reducir el daño provocado por el rascado en cuanto sea posible. 
Habitualmente, se suele recomendar su aplicación dos veces al día.

¿Cuándo y por qué una crema emoliente?

Todos los días, para combatir la sequedad de la piel y prevenir que surjan más brotes de sequedad.

Aunque no tengas lesiones ni estés teniendo un brote, la piel con tendencia atópica sufre sequedad crónica y su barrera está dañada. Es por lo tanto necesario aplicar una crema emoliente al menos una o dos veces al día, para hidratar la piel y combatir la sequedad. Esto reducirá la sensación de picor ligado a la sequedad de la piel y prevendrá o limitará la duración de nuevos brotes de sequedad. 
Es una parte esencial del tratamiento.

  • Facebook
  • Twitter
  • Pin